Corazones Malditos (31)

ALEXANDER

Alexander puso en marcha sus patrones habituales de ataque, aunque esta vez solo tenía en su poder una de las espadas gemelas; se sentía incompleto, pero las dificultades alimentaban su ansia de superación como ninguna otra cosa en el mundo. Se acercó al callejón con pasos seguros y bien medidos, como un tigre acechando en las sombras, mientras hacía molinillos con el sable para tantear al hosco agresor, que para el caso bien podía ser un hechicero. Pero el hombre encapuchado permaneció inmóvil, ocultando sus talentos; ni siquiera semejaba respirar.

Sigue leyendo “Corazones Malditos (31)”

Anuncios

Corazones Malditos (30)

LORGAR

Los tres viajeros cruzaron las murallas exteriores poco antes del atardecer, observando el trasiego de la montaña con expectación y curiosidad. Los alumnos de Lorgar estaban agotados de la travesía, pese a ser mucho más jóvenes que su afable maestro, que no mostraba signo alguno de cansancio; su fortaleza intelectual le permitía omitir muchos de los padecimientos corporales, a base de pura fuerza de voluntad, y tanto Cato como Donovan lo admiraban por ello.

Además, era un hombre que llevaba un estilo de vida humilde y frugal, inclinado a depender solo de sus pies para desplazarse o, en su defecto, del revolucionario vehículo llamado biciclo, que por desgracia no era muy adecuado para los terrenos agrestes de aquella región.  Lorgar se servía, pues, de un bastón irregular como apoyo, fiel compañero en sus andanzas, para tantear el terreno y avanzar sin tropiezo.

Sigue leyendo “Corazones Malditos (30)”

Corazones Malditos (29)

OKSANA

La Era de la Ceniza se consideraba una época histórica remota, plagada de leyendas disparatadas —quién sabe si inspiradas en hechos reales—, y muy pocos libros habían sobrevivido a las purgas religiosas de las últimas décadas. Los textos eran a menudo obras de prosa fantasiosa, casi hermanadas con la mitología ancestral y los cultos que habían servido de urdimbre para las sociedades humanas. Se trataba de una tarea de investigación compleja, ingrata, comparable si acaso a picar piedra en una cantera sumida en tinieblas.

Sigue leyendo “Corazones Malditos (29)”

Corazones Malditos (28)

ALEXANDER

Una vez expuestos los motivos por los que Oksana y Helena habían venido a la montaña mágica, el guerrero fue incapaz de mantenerse al margen. Como soldado experimentado en las escaramuzas bélicas de las sociedades humanas, sabía que los conflictos rara vez se circunscribían a regiones pequeñas, perfectamente delimitadas en los mapas tácticos que empleaban reyes y generales, mientras ellos mismos se pertrechaban en sus tiendas de campaña de impecable factura, lejos del peligro.

Sigue leyendo “Corazones Malditos (28)”

Corazones Malditos (27)

HELENA

El contacto físico con Trish había detonado una inesperada visión del futuro, una ojeada punzante a aquella enmarañada red de hilos plateados, que se perdían en las evanescentes dunas del tiempo y el espacio, en ramificaciones humeantes, fugaces e inestables; tan factibles como improbables. Era un don que conllevaba una gran responsabilidad, una batalla constante contra esas visiones que desafiaban con frecuencia su integridad mental.

Sigue leyendo “Corazones Malditos (27)”