La Inflexibilidad Financiera

Las negociaciones con Grecia parecen no dar fruto. El ejecutivo del país heleno intenta defender las propuestas de su programa electoral, que fue votado con ahínco en las pasadas elecciones, mientras que la órbita de poder europea no quiere desistir de su empeño austericida. No se puede permitir, bajo ningún concepto, que Syriza saque adelante sus planteamientos soberanistas, considerados a todo punto como un desafío al orden imperante y a la estabilidad de la eurozona por parte de aquellos que se lucran con la miseria ajena; Grecia será sacrificada si hace falta, de forma ejemplarizante.

En el caso de que el ejecutivo griego consiguiese emanciparse del control opresivo de la Troika y de otros elementos conniventes, saben que España iría detrás, que Podemos u otro partido minoritario terminarían desplazando a la vieja cúpula de gobierno y “amenazando” la gran estafa que tienen montada, al ver que otro camino es posible. Las élites perderían momentáneamente sus piezas del ajedrez y tendrían que empezar de nuevo, corrompiendo y sobornando a nuevos títeres para conservar el flujo de poder. Precisamente por esto, no es de extrañar que los ministros españoles se hayan posicionado bajo el estandarte alemán, tan ominoso y draconiano cuando quiere, exigiendo la devolución del dinero prestado a los griegos y el cumplimiento de sus compromisos a rajatabla. Hay quien diría que, precisamente por encontrarnos en una situación muy similar a la de Grecia y por compartir muchas similitudes culturales, tamaña intransigencia está fuera de lugar y parece responder a una táctica destinada a confrontar el factor miedo.

Haciendo un inciso, cabe puntualizar que no está claro a cuánto asciende la cantidad prestada, ni a través de qué modalidad se acometió tal financiación. Las cantidades y las formas oscilan sospechosamente según la fuente citada, pero ello no quita de que el ministro de economía tenga la desfachatez de comentar, sin maldad aparente y de pasada, que a Grecia se le prestó una cantidad que equivale al total de prestaciones de desempleo desembolsadas en un año y que, por supuesto, es muy necesario que proceda a su devolución. Se me antoja imperioso resaltar el elemento usado en la comparación, la “prestación por desempleo” (de ningún modo aleatorio), que por su naturaleza y relevancia nacional semeja esconder una intencionalidad manipuladora de la opinión pública. Podría haber dicho “la partida destinada a señalización vial” o “a replantación de abetos”, o cualquier otra de un importe equivalente, pero no lo hizo.

De permitir, por bondad o interés, que Grecia halle solución a sus problemas por vías alternativas, quizá más laxas, el resto de naciones quedaría en entredicho, al no haber luchado por su pueblo ni mantenido una posición firme de defensa, prefiriendo en su lugar la sumisión y la desobediencia a los valores constitucionales. Siendo, no obstante, cómplices del austericidio, no se espera del gobierno del PP (ni de ninguno de sus hermanos políticos) nada diferente a lo visto hasta ahora: total pliegue de la política nacional a las querencias alemanas y al círculo financiero internacional, y maquillaje extremo de la realidad, tornando la precariedad laboral en competitividad y la sutil recuperación económica en un ascenso meteórico de la salud monetaria del país. Destaca en esta estrategia de “vende humos” el uso indiscriminado de la falacia y la manipulación, algo por otra parte frecuente en los discursos populistas.

Así pues, como ciudadano español, me hallo perplejo ante la actitud insolente del ejecutivo nacional, olvidándose de que no hace mucho España las pasó muy perras y de que en situaciones tan espinosas sería preferible un poco de solidaridad y comprensión, especialmente entre países tan parecidos. El plano financiero del gobierno europeo es muy importante para la sostenibilidad de esta idea geopolítica, eso nadie lo niega, pero jamás debería prevalecer sobre el bienestar de las personas. Si esta es la Europa que estamos construyendo entre todos, entonces sería preferible hacer un alto en el camino y separar nuestros destinos, quizá en aras de una actitud más consecuente con nuestros actos individualistas; una eurozona unida a costa de miseria y expolio, aunque sea de países lejanos, no merece la pena.

Anuncios

5 comentarios en “La Inflexibilidad Financiera

  1. Es una estafa desde el principio. Lo mismo dicen en Francia, que Grecia debe tanto dinero a los “ciudadanos” franceses, como si al dejar de pagar perdieran los “ciudadanos” franceses. Fomentan el odio, el egoísmo y la separación entre los pueblos.
    Son gente realmente perversa, hablo de los banqueros y de los políticos europeos. Criminales en el sentido más estricto del término.
    Pero la gente es totalmente cómplice de esto. Por eso tiene una buena parte de culpa y de responsabilidad.
    Es mejor que España salga de Europa, lo vengo diciendo desde hace tiempo.

    Me gusta

  2. Es que lo peor de todo es que intenten poner ahora a Grecia de mala. Ya llevan intentándolo años, pintando al país heleno de vago y aprovechado, y no es por una cuestión aleatoria. Quieren demonizar a esa nación para que la opinión pública se oriente en contra de los griegos, y así que los atropellos sean aceptados y celebrados. La cultura del egoísmo. Entonces, ¿cómo funciona esto? Quiero decir, ¿qué viabilidad tiene un equipo en el que cada jugador solo busca su propio beneficio?

    Me gusta

  3. Y lo más sorprendente de todo: No hay analista, sea de corte liberal o socialdemócrata, que ponga en duda que el plan de rescate a Grecia era inasumible en las condiciones que se consumó. Luego… ¿cuales fueron las verdades razones de ello? ¿Acaso Grecia no fue más que un experimento fallido? ¿Y si el caso de España responde a una nueva práctica del mismo?

    Hay algo que sí que es obvio y es que nadie puede creerse que las autoridades económicas europeas fueran tan torpes como para no saber, lo que todo experto consideraba evidente.

    Me gusta

  4. Precisamente por eso, hay que creerse poco de lo que se dice por la televisión y en el resto de medios. Una entidad de la magnitud de la Unión Europea, con su cohorte de órganos financieros, no es idiota y está muy bien asesorada; lo que hacen está programado y los resultados se han previsto desde hace años. Ahora bien, el objetivo que persiguen con estos tejemanejes, eso, eso es lo que nos tiene que preocupar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s