Política de Baja Estofa

Las elecciones han pasado y la vieja guardia bipartidista se resiste a morir. El PP y el PSOE han cosechado victorias pírricas, por la mínima, en la mayor parte de las comunidades españolas, así como en sus respectivos ayuntamientos. Solo una serie de hipotéticos pactos, que los medios de comunicación vaticinaron ya la noche del domingo, podrían cambiar al partido en el poder por una coalición de izquierdas o de derechas. Esto es, donde ganó el PP por la mínima, PSOE y Podemos podrían pactar, y donde ganó el PSOE, PP y Ciudadanos podrían hacer lo propio.

No obstante, existe una tercera opción, que sin lugar a dudas supondría la defenestración definitiva de los partidos clásicos: un pacto PP-PSOE para mantener lejos del poder a las nuevas formaciones. Estaríamos hablando de un pacto que pondría en entredicho su credibilidad y expondría al público sus vergüenzas y la insaciable ambición que los caracteriza. Sin embargo, tampoco considero que sea especialmente positivo que se produzcan pactos entre los partidos clásicos y los partidos nuevos, por la contradicción intrínseca que supondría un acto así (no en vano llevan meses criticándose y negando tal posibilidad).

Nos advertía Esperanza Aguirre, poco después de finalizar los escrutinios dominicales, de que el PP había sido la lista más votada y, por tanto, y de acuerdo con la constitución, debería de ser ella quien gobernase en el ayuntamiento de Madrid… si se lo permitían los antisistema. Tampoco se quedaba corta, ni ella ni sus compañeros del PP, al tildar a Podemos y a sus marcas blancas o grupos afines de radicales antidemocráticos, importados de la esfera comunista-venelozana. Algunos de los exponentes más “brillantes” del PP han llegado al punto de comparar el auge de Podemos con el de Hitler y el nazismo, en un ejercicio de populismo e ignorancia difícil de batir, propio del infame y sempiterno tonto del pueblo. ¿Cómo se pueden tolerar estas difamaciones gratuitas, ideadas para causar pavor entre la ciudadanía?

Días después, esa misma Esperanza Aguirre llegó a proponer al candidato del PSOE como alcalde, a cambio del apoyo socialista y de hacer frente común contra Carmena; lo que viene siendo un contubernio hilarante. Ella, la que presume como nadie de resistir la hemeroteca -maldita-, ella, la que un día dice una cosa y al siguiente nos cuenta la misma historia desde otro punto de vista; esta semana ha quedado retratada. Un exponente, como tantos otros, de esos políticos garrapata que se resisten a dejar su sitio y serían capaces de traicionar sus principios o de empeñar el futuro de los ciudadanos con tal de mantenerse en el trono. Lo peor es que su enfoque parece estar calando entre sus compañeros del PP; las propuestas de hacer frente común semejan extenderse a nivel nacional, con matices.

No sé lo que nos depara el futuro, y aunque el cambio se aproxima y la esperanza no se resiste a morir, por muy muerta que parezca, yo me estoy hartando de las bufonadas de esta mesnada de sinvergüenzas, mentirosos y corruptos. Tampoco me insufla positivismo ver la opinión de ciertas personas a pie de calle, criticando a los nuevos grupos políticos sin siquiera conocer sus programas; se limitan a repetir como un loro las idioteces de los conservadores de baja estofa, creyéndose a pies juntillas que Podemos se ha propuesto transformar España en un gulag sin libertades. Esos mismos, paradójicamente, preferirían a Franco al frente de la nación, como si las señas de identidad durante su longeva dictadura hubiesen sido la laxitud y la libertad.

¿Cómo podemos estar a esta alturas en este punto, todavía sometidos a la mediocridad, a la hipocresía, al “donde dije digo, digo diego”? Varios años de robo indiscriminado y política populista redundan en un castigo insuficiente para los partícipes de esos atropellos; el electorado todavía quiere a sus “chorizos” favoritos en el poder, para que sostengan las redes clientelares que llevan años montando. Pero yo digo que ya basta de chupar del bote. Ya basta de tomarnos por tontos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s