¿Aprenden las Bestias?

Ver las noticias es aterrador. Casi nunca se habla de cosas positivas y, si las hay, se les dedican dos minutos a lo sumo. La sociedad actual se apresura en revolcarse en la inmundicia, abrazando sin condiciones la negatividad y las calamidades. Así, los héroes silenciosos que mejoran el mundo todos los días pasan inadvertidos; causa mucho más estruendo el rifirrafe político-económico, pese a que en ese campo hay escasez de heroicidades. Prima lo conservador.

Y, por otro lado, los animales, esos grandes desconocidos, siguen siendo los grandes olvidados. De Grecia se ha hablado mucho estos días, y con razón, por las horribles condiciones que está atravesando la población helena. Pero, ¿y los animales? A nivel mundial mueren a millones, y de ello nunca se habla en los telediarios. Que sí, que hay que matar para comer, salvo que seas vegetariano, pero una cosa es sacrificar una existencia de una manera más o menos rápida y otra es ensañarse; y la humanidad se ensaña mucho.

Cuando no son las fábricas atiborradas de animales sentenciados a muerte, son las locuras individuales o colectivas. Me refiero al maltrato a animales de compañía, sean ajenos o propios, y a las celebraciones locales rotundamente “cavernícolas”. Casos como el de la gata Broken, en España, dejan patente una carencia de valores muy alarmante. Lo peor de la soberana paliza que le causó la muerte es que fue a manos de unos niños, que como bien apuntaba el veterinario que intentó salvarla, “son unos hijos de puta” (por mucho que podamos atribuir la culpa a sus padres).

El sistema es violento e incentiva la violencia. El sistema no considera a los animales como sujetos de derecho, salvo quizá para multar al maltratador con ínfimas sanciones económicas, mientras que una persona que ose causar alboroto en una corrida de toros tendrá que hacer frente a unos 15.000 euros de lógica conservadora. Así es la ley, ¿de qué nos extrañamos? Evidentemente, algo está mal aquí. Me atrevería a decir que huele a podrido.

Claro que también podíamos avanzar por terrenos más farragosos. Podía decir: que algo esté prohibido -o no- significa poco si existe un código de valores que “legisla implícitamente” sobra la materia. Aunque una ley concreta no exista, y para el caso es lo mismo, de haber un respeto profundo hacia los animales en nuestra sociedad, a nadie se le ocurriría matar a patadas a una gata. Y, por supuesto, estoy utilizando un mero ejemplo, porque casos abundan a puñados. Estaría muy mal visto y los padres reprenderían enconadamente a sus hijos.

El propio mecanismo de socialización impediría la ejecución de estas barbaridades, o en el peor de los casos mitigaría mucho su frecuencia. Pero no, antes al contrario: las barbaridades se multiplican, lo que pone en evidencia el rumbo educativo, tanto en el seno de la familia como fuera. El ser humano es una bestia bárbara y primitiva que no ha aprendido nada durante su evolución; los medios de comunicación solo buscan el beneficio económico; los ídolos de la música, el deporte, el cine, dedican poco tiempo a servir de ejemplo (y eso que tienen un poder inmenso en sus manos).

Solo unos pocos seres humanos, honestos y preocupados, luchan por otras especies, y encima son tratados de rebeldes antisistema, incluso acusados de defender más al medioambiente o a los animales que a las personas. Una cosa no quita la otra, pero por algún frente tienen que atacar las huestes de la mediocridad. En cualquier caso, ahí están los grandes olvidados, en protectoras que a duras penas pueden cuidarlos, malviviendo en las calles, en la picadora de la civilización.

Esta especie ha expropiado el planeta y se atreve a legislar sobre el conjunto, pero es la vanidad y el egoísmo lo que la mueve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s