Qué poco me gusta la publicidad

Hace tiempo que no hablo de ello, pero sí, me gusta muy poco. Incluso, si me permiten, diría que la detesto. No sé, es como que mi organismo genera una reacción de rechazo hacia ella y jura secretamente la negación de todo mensaje comercial.

Tenemos que entender que la publicidad nació como una forma de incentivar las ventas de basura (aunque algunas personas la denominan “productos”). La clave detrás de esta refinada técnica consiste en crear en el posible consumidor una necesidad que antes no tenía, de modo que ese pobre ciudadano se siente impelido a comprar el objeto de marras y satisfacer la intensa comezón que le irrita el trasero.

Con el transcurso de los años, este recurso evolucionó a lacra mundial, descuartizando cualquier programa o película de televisión en pequeños trozos inconexos, bien regados con músicas pegadizas, anuncios absurdos y mensajes hipócritas y sin sentido; tampoco se les puede pedir mucho, lo sé. No contentos con eso, también han invadido de un tiempo a esta parte telediarios e incluso sistemas operativos, de forma que cuando abres tu querido menú inicio ahí te aparecen programas que ni quieres ni te interesan (en Windows, claro).

Esta pandemia, no obstante, sobrepasa la línea de lo inimaginable a la hora de navegar por Internet. Anuncios que aparecen de la nada y se apropian del navegador, imposibles de cerrar, mensajes brillantes que pretenden engañarnos, muchas veces con software malicioso de por medio, spam, etc. A consecuencia de ello, nacen los bloqueadores de anuncios, como uBlock o AdBlock, y las empresas tienen el atrevimiento y la desfachatez de protestar porque el usuario se defiende ante tamaña invasión y molestia; pero el usuario promedio está harto y cabreado, mucho, así que activa el bloqueador y puede navegar tranquilamente por la red.

Por todo ello, sobre todo cuando quiero ver algo en televisión, una vez cada dos centurias, recuerdo lo poco que me gusta la publicidad y lo pobre de sus discursos, que por desgracia no puedo silenciar ni bloquear. Las empresas no han entendido que su modelo ya no funciona o está perdiendo efectividad, que ya causa hastío, repugna, odio visceral. Imaginemos un pobre trabajador que llega a casa a las diez de la noche y quiere ver una película para relajarse, pero en lugar de conseguirlo tiene que tragarse 45 minutos de anuncios y retrasar su sueño hasta la 1 de la madrugada. ¿Cómo se puede tolerar esto? ¿Qué lógica tiene?

No me vale la excusa de que sin anuncios no se puede sostener un modelo gratuito de televisión o Internet. Para algo están las donaciones y para algo están las formas legítimas de financiación. Pagar por Internet y pagar electricidad para consumir publicidad es lo más absurdo que me puedo imaginar. Porque la basura no vale nada, al menos no esta clase de contenido, que viene a ser la punta de lanza de esa filosofía del “vender, vender, vender”.

PD: desde que estoy en WordPress, y como utilizo una dirección gratuita, tengo que soportar el hecho de que la propia plataforma inserte anuncios en mis entradas. Si no fuera porque se trata de una plataforma mucho más potente que Blogger, regresaría ipso facto allí, puesto que no considero los anuncios ni estéticos, ni interesantes, ni aprovechables. Y, además, no gano ni un céntimo por ello.

Anuncios

6 comentarios en “Qué poco me gusta la publicidad

  1. Gracias a Ublock y AdBlock prácticamente me he olvidado de que existe publicidad en Internet. Ubuntu también me ha ayudado. A veces abro una página y leo un mensajito: “por favor, desactive el bloqueador de publicidad”. Entonces sonrío con malicia y doy gracias mil a Ublock y AdBlock porque hacen bien su trabajo. La publicidad era la gallina de los huevos de oro. Pero como la avaricia no tiene límites, los propios empresarios la han convertido en un elemento que actúa contra ellos mismos. Yo, de hecho, tengo la regla de no comprar nada que aparece en la TV. No siempre la cumplo, pero en general sí. Es un boicot a las empresas que usan publicidad.

    Me gusta

    • Óscar Gartei dijo:

      Sí, a mí me pasa igual pero yo ya no sería capaz de dejar de usarlo. Por mucho que lloren unos y otros, es imperioso utilizar estos bloqueadores. En caso contrario, navegar se vuelve un infierno, lento, lleno de trampas. Y la tv, la televisión es un infierno en sí mismo, jaja.

      Un saludo.

      Me gusta

  2. Hombre, yo tengo una empresa pequeñita y… hago publicidad. Pero sí, si que es vedad que no hay cosas con la que disfrute más que cuando estoy viendo película grabada y puuuuuuf, cuando llega un descanso y le doy a toda leche a los anuncios. Y por cierto, gracias por lo de Ublock.

    Y ya en serio, lo de la publicidad se ha desbocado en todo los órdenes de la vida. Y todo encaminado “a consumir”, hasta caer agotados. Una manera más de manipular a la gente haciéndole creer que si no tiene esto que aquello está fuera de lugar en el mundo de hoy. Un absoluto disparate..

    Un saludo.

    Me gusta

    • Óscar Gartei dijo:

      Hay publicidades razonables, pero son las menos. El problema es que consideran que todo el mundo es un potencial consumidor, cuando no es así, y de esa característica indiscriminada nace el incordio. La publicidad, para ser efectiva, tiene que dirigirse a las personas que tienen una alta probabilidad de encontrarla útil, en caso contrario es tiempo perdido.

      Las plataformas de streaming se van a comer a las televisiones por esto mismo, porque tienen una publicidad de otra manera.

      Un saludo.

      Me gusta

    • Óscar Gartei dijo:

      Netflix, Yombi y compañía. Plataformas a las que te suscribes y pagas X cantidad al mes para poder ver lo que quieras cuando quieras, generalmente usando el ordenador, una tablet o una consola.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s