El rompecabezas

Primero llega la política rancia, esa que le echa la culpa a los inmigrantes y esgrime argumentos viejos y peligrosos. La gente, a sabiendas de lo que ocurrió en el pasado, escucha esas ideas y conviene que son correctas, que hay que apoyarlas y nutrirlas de votos y financiación. “Fuera los inmigrantes”, “que se vayan de mi país”, “el trabajo para los de casa”, etc., semeja ser el auténtico y único argumentario de muchos movimientos políticos sin propuestas reales, los cuales jamás criticaron el colonialismo y la esclavitud de otras comunidades; por lo visto no están a favor de la evolución ni de la deriva genética, solo del egoísmo patrio y de pura cepa; conveniente. Allá ellos.

Y claro, como en todas las cosas, hay planes de fondo diseñados por elementos ocultos. Planes que se entrecruzan, entran en conflicto o se solapan según discurren las eras. Reino Unido -ahora ya no tanto- ha elegido salir de la UE, pero con una victoria muy ajustada, por la mínima, con Escocia, Irlanda del Norte y Gibraltar en contra. ¿Es legítimo que se tomen decisiones tan drásticas con ventajas tan reducidas? ¿Hasta qué punto tiene legitimidad la mayoría sobre la minoría? No importa, la escisión se hará porque los populistas y los ignorantes se llevan genial y el bien común importa un pimiento; hay que desfragmentar Europa que para eso estamos aquí.

Porque, en realidad, craquelar la unión es el objetivo que se busca. Lo de que Reino Unido vaya por libre, o más concretamente, Inglaterra y Gales, es solo un pretexto para sembrar miedo en el resto de la población europea, crear una grieta y darle de comer; tenía que empezar por algún sitio. Hay que dividir para vencer, convertir un continente en un puzzle descompuesto; mejor que cada uno reme en una dirección cuando la cosa se ponga fea. Así, cuando llegue la hora de la contienda y las metralletas canten a coro, será mucho más sencillo propagar el caos.

No obstante, los cerebros detrás del plan son poco originales: imitan una réplica de la crisis del 29 y ya sabemos cómo acaba. Primero un estallido, luego otro; siempre bursátil, claro, que es moldeable y opaco. Las acciones son entes nacidos de la especulación, pero tienen impacto real en la compra-venta de pan. Ese hundimiento económico tiene repercusiones muy graves en la población, sometida a la locura colectiva del consumismo y las primas de riesgo. ¿Quién pagará las consecuencias? ¡Inocentes, por supuesto!

Europa tiene muchos defectos, pero al menos estaba intentando hacer algunas cosas bien. Aunque no es perfecta y siempre le critico su hipocresía racial o su opresión financiera, ya que está dominada por una élite intocable que no atiende a razones, es un concepto que a largo plazo podía utilizarse para bien y dar pie a un mundo más pacífico. No eran los mejores materiales, pero sí una base sobre la que trabajar.

No me declaro a favor de quienes rigen esta comunidad, ojo, sino del concepto de hermanamiento de pueblos, que debiera llevar a una paz mundial y sostenida en el futuro. Mi visión ideal del mundo es la que nos ofrecía Star Trek, allá por el 68; creo que es el camino correcto, la unión, pero ahora ya no conviene. Para occidente el caos es un negocio y ha llegado el momento de hacer algo de dinero.

Una pena que no seamos capaces de ponernos de acuerdo en nada. No es rentable.

Anuncios

6 comentarios en “El rompecabezas

  1. Yo creo que es tiempo de conjeturas, porque en el fondo se sabe muy poco del porqué del Brexit. Quiero decir que si la élite lo hubiera querido, Inglaterra no se sale de la UE. Y si se sale es porque la élite así lo ha querido. ¿Por qué? ¿Cuáles son los motivos ocultos? Esta es mi hipótesis: hace por lo menos veinte años que se sabía que habría guerra contra Rusia. En los últimos diez años han saqueado los países de Europa sabiendo que muy pronto sería carne de cañón, ceniza y escombros. Es como si hubieran dicho: “Europa va a morir, robémosle primero todo lo que tiene.” Después del saqueo vienen las bombas. El gobierno inglés, consciente de estos planes, ni se apuntó al euro (evitando así que saquearan su país) ni permanece un minuto más en un sitio donde pronto van a caer las bombas. No doy un duro por países como España, Grecia, Alemania o Italia. Que Dios nos pille confesados, son nuestros últimos meses de vida.

    Le gusta a 1 persona

    • En efecto, el Brexit es una situación buscada por quienes llevan el barco. Digamos que tiene dos funciones, por un lado crear la grieta y por otra justificar las medidas de “cohesión” que se pondrán en práctica próximamente. Doble función, sensación única.

      Pero Reino Unido no será el único, me temo, en bajarse del barco. Otros seguirán su ejemplo y la credibilidad de la UE quedará cada vez más en entredicho, a tal punto que será insostenible, momento en el cual empezará el despliegue de tropas a uno y otro lado.

      Si algo sé es que los ingleses -como nación- no son tontos, ya que nunca llegaron a plegar su país completamente a la UE, pero aquí han caído víctimas del populismo y del voto de los ancianos temerosos de perder la pureza de su país. Me recuerda a un viejo fantasma contra el que lucharon en la 2ª Guerra Mundial.

      Pero como decía el poema: “hijo mío, algún día heredarás la tierra”, aunque sea una bola de estiércol.

      Me gusta

  2. No sé si lo recuerdas, pero en Las tribulaciones de un español en París, libro de 2010, ya había escrito que Inglaterra se saldría de Europa. Je, soy pájaro de mal agüero. También predije una guerra. Es lo único que me falta para que el libro se cumpla.

    Me gusta

    • Antes de nada, gracias por la visita y por comentar. Los visitantes siempre son bienvenidos.

      En cuanto a lo que me preguntas, soy de los que piensan que ciertos países como EEUU entienden la guerra no solo como un conflicto armado, sino como una forma de hacer dinero y reactivar la economía. La industria armamentística es poderosa y va más allá de lo meramente bélico.

      Después del crack de la bolsa del año 1929, las naciones se vieron empujadas a una Gran Depresión financiera. Curiosamente, fue la Segunda Guerra Mundial la encargada de levantar las economías de los países.

      Hoy en día vivimos una crisis financiera muy parecida a aquella del 29. La crisis se alarga ya casi una década y no aparece salida alguna. Los países vuelven a hablar de desunión y ya se ve que en Europa están intranquilos. Rusia, por otro lado, sigue en conflicto con Ucrania pero se habla poco de ello ya.

      Es cuestión de tiempo, temo, que se propongan reactivar la economía con nuevas guerras.

      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s