Cita

Poema “Indiferencia”

Indiferencia cuando inexplicablemente callas,
indiferencia cuando en silencio suspiras,
indiferencia cuando vuelves la mirada,
y con tus ojos esquivos alimentas el dolor
desterrando la bondad y los sueños,
saboreando bocados de intensa nada.

Indiferencia cuando ríes lastimeramente,
indiferencia cuando a escondidas sangras,
indiferencia cuando hilillos de humo lloras,
cuando tu rostro de piedra dolorida
la locura alimenta con sus lágrimas,
garabateando un mundo estrambótico,
distorsionado y destemplado.

Indiferencia, indiferencia.

Indiferencia por el manco y el cojo,
indiferencia por el azul y el verde,
indiferencia por tus orígenes y tu futuro,
indiferencia por tus días y tus noches,
indiferencia por absolutamente todo.

Indiferencia por la indiferencia.
Indiferencia por la indiferencia de la indiferencia.

Indiferencia por el hidrógeno y el carbono.
Indiferencia por los tejidos neuronales,
indiferencia por el hueso y el metal.
¡¿Quién grita?! ¡¿Qué importa?!
¡Tuya es la divina indiferencia!

Indiferencia indiscriminada por las voces,
por los quejidos, los murmullos, los susurros,
el arrepentimiento, las disculpas y el perdón…
Indiferencia desgarradora por las palabras,
por las letras, los cuentos, las canciones y los poemas,
por el terror a la soledad gélida del atardecer.

Indiferencia por el desgraciado y el necesitado,
indiferencia por el hambriento y el abandonado,
indiferencia por el sin hogar y el sin tiempo,
indiferencia por el humilde pobre que no tiene nada,
indiferencia por el avaricioso rico que lo tiene todo de nada.

Indiferencia por un esqueleto solitario,
indiferencia por un triste ser mutilado,
indiferencia por un musgo reseco y crispado,
indiferencia por un triste caracol a la deriva, expatriado.

Indiferencia por la primavera,
y por el verano,
y por el otoño,
y por el invierno también…
¡Indiferencia!
¡Qué afortunado!

Indiferencia por los meses y los años,
por las vidas que se extinguen en crepitantes llantos,
por las luces que se desvanecen en inesperados fogonazos,
devoradas por las noches nubladas de carcajadas lacerantes.
Agonía y devastación envueltas una vez más en indiferencia,
¡ese es tu hilarante legado!

Indiferencia por (el) ser humano,
indiferencia por (el) no serlo.
Indiferencia en un sentido o en el otro,
o en los dos;
indiferencia por la indiferencia.

Indiferencia; solo indiferencia.
Lamentos sin voz y llantos sin lágrimas.
Indiferencia de silencios y ríos secos.

Por Óscar Gartei

Anuncios

4 comentarios en “Poema “Indiferencia”

  1. Lorenzo dijo:

    Creo que el gran error de nuestra sociedad es la indiferencia. Bien es cierto que la fomentan, pero nos falta el punto de reacción, salir de la indiferencia. La cual se acrecienta a medida que el mundo va peor. Conozco toda clase de excusas para no hacer nada, se ha puesto incluso de moda la no excusa: “A mí lo que pase fuera de mi mundo no me interesa”, oí decir el otro día. El egoísta-indiferente es el cóctel pseudo-robot, o pseudo-cordero, que más le conviene al poder, porque así puede hacer a su guisa sin que la población reaccione.

    Le gusta a 1 persona

    • La indiferencia es por un lado un arma de destrucción masiva y, por otro, una vacuna imprescindible para sobrevivir en el presente. No digo que nos rindamos, pero tenemos que saber dejar correr ciertas cosas, porque el mundo siempre seguirá el rumbo que el grupo elija. Y casi siempre elije caos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s